K&K* Ahuyentador de martas M9700, dispositivo combinado.

Número de pieza 2541005

Combina función de descarga eléctrica con emisión de ondas ultrasónicas. Incluye 6 escobil... Leer descripción de producto Leer descripción de producto
263,50€ Precio normal 310,00€ (15%* de descuento)
Mejor precio en 30 dias €310,00 EUR
i

Selecciona y reserva un concesionario durante el proceso de compra.

Parece que algo ha salido mal. Refresca la página e inténtalo de nuevo.

El montaje Ford para este producto está agotado.

Descripción del producto

Combina función de descarga eléctrica con emisión de ondas ultrasónicas. Incluye 6 escobillas multicontacto de alto voltaje para distribuir por todo el área del compartimento del motor. Las escobillas barren el pelaje, el hocico o las patas, lo que aumenta considerablemente la eficacia de este dispositivo. La corriente se transmite en forma de pulsaciones intermitentes de ultrasonidos con una presión acústica de 110 dB por una frecuencia de 22,5 KHz con ángulo de emisión 360° y sin efecto de habituación. Incluye interruptor de seguridad para el capó. Nota: Las descargas eléctricas tienen la intensidad justa para ahuyentar a los animales sin causarles mayores daños.

Especificaciones técnicas

false

false

Devoluciones

false

Garantía

false

K&K* Ahuyentador de martas M9700, dispositivo combinado.

Combina función de descarga eléctrica con emisión de ondas ultrasónicas. Incluye 6 escobil...

Número de pieza 2541005

  • Combina función de descarga eléctrica con emisión de ondas ultrasónicas. Incluye 6 escobillas multicontacto de alto voltaje para distribuir por todo el área del compartimento del motor. Las escobillas barren el pelaje, el hocico o las patas, lo que aumenta considerablemente la eficacia de este dispositivo. La corriente se transmite en forma de pulsaciones intermitentes de ultrasonidos con una presión acústica de 110 dB por una frecuencia de 22,5 KHz con ángulo de emisión 360° y sin efecto de habituación. Incluye interruptor de seguridad para el capó. Nota: Las descargas eléctricas tienen la intensidad justa para ahuyentar a los animales sin causarles mayores daños.